Exposición sobre el delito del Aborto

Razonamiento sobre el delito del aborto en B. C. S.

Augusto de Otaduy Egan

 

Me permito exponer ante ustedes mi opinión y razonamiento ante el controversial problema del aborto en el estado de Baja California Sur, México. Inicio con el reconocimiento de que el aborto, es un problema que a la fecha se encuentra carente de soluciones efectivas. Es un problema de justicia y carencia de políticas públicas. El debate hoy en día en el mundo entero se centra en dos aspectos, por un lado el derecho a la vida de los concebidos no nacidos y por el otro lado el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo.

Existen Tres Posturas.

1.- La de los Conservadores, que argumentan que el embrión sí es una persona en proceso de crecimiento y por lo tanto un ser vivo, el cual debe contar con la protección y los derechos que la ley le otorgue y que la Madre no tiene derecho de decidir por la interrupción del embarazo.

2.- La de las Feministas, afirma que el embrión no es una persona antes de las 12 semanas y que las Mujeres tienen el derecho de decidir sobre su cuerpo y por consecuencia a interrumpir el embarazo si así lo creen conveniente antes de las 12 semanas desde su implantación.

3.- La que Argumenta que sí hay vida desde la concepción siendo el embrión una persona sujeta de derechos y que Las Mujeres sí tienen el derecho a decidir sobre su cuerpo.

Las primeras dos excluyen el derecho del otro, lo que lo hace improcedente. Nadie puede dejar de reconocer un derecho fundamental como lo es la vida y la libertad. Es la tercera postura la que encuentra un equilibrio y se reconocen ambos derechos. Así mismo permite una discusión productiva y se abandona el escenario de los oídos sordos. Partiendo de esta postura, en la que sí se reconocen mutuamente lo derechos de los dos individuos en conflicto, me permito hacer un breve análisis del embarazo.

El embarazo en si genera un sentimiento de deseo muy poderoso a las mujeres, este  puede ser positivo (un embarazo deseado) o negativo (un embarazo no deseado), El deseo de una mujer por estar embarazada, hace que luchen sin descanso hasta lógralo, en ocasiones médiate diferentes tratamientos costosos y desgastantes en la mayoría de los casos. El deseo negativo en una mujer de no estar embarazada, hace que no se detengan ante nada para interrumpir el embarazo. Este hecho es el que nosotros como ciudadanos no podemos perder de vista, es una realidad que hoy, con todo y que se encuentra penalizado, las mujeres no se detienen o en otras palabras la ley no es un freno para dejar de ser madres. La ley que establece el Código Penal del Estado de Baja California Sur en cuanto al delito del aborto se refiere, no es el medio que proteja a la vida de forma exitosa, como debería de serlo, la realidad es muy diferente, estas mismas leyes dan lugar a la clandestinidad y al problema de salud, dando como resultado que las vidas de los embriones no llegan a ver su primer día y las mujeres en muchos casos pierden la vida también.

 

El estado de Baja California Sur, hoy requiere que los ciudadanos participemos de formas activa, en la creación de las políticas públicas que den protección a la vida de los embriones y protejan los derechos de las mujeres. Las mujeres que están embarazadas sin haberlo deseado y se encuentran en un estado de vulnerabilidad deben contar con todo el apoyo del Estado y el de sus Instituciones, para que les proporcione todo aquello que requieran, para llevar a bien el embarazo hasta el nacimiento del bebe, así como brindarle un estado de condiciones de sanidad, psicológicas y económicas, y si después de todo este apoyo, aun deciden interrumpir el embarazo, será el Estado y sus Instituciones autorizadas y dedicadas, el único que pueda regular y autorizar dichas intervenciones mediante procedimientos muy bien valorados.

Nadie en el mundo quiere que exista el aborto, ni los Conservadores y mucho menos las Feministas. Este irá disminuyendo y dejará de ser una opción en la medida en que el Estado, la ciudadanía y los padres de familia proporcionen la educación sexual y reproductiva, mediante la creación de leyes de educación sexual y una reglamentación sanitaria congruente, continúo afirmando que la ciudadanía hoy es requerida para la creación de estas medidas así como para supervisión de los avances y desarrollo de las instituciones que ha de llevar a cabo esta encomienda, un consejo ciudadano formado por personas de respeto y valentía, conocedoras de la verdad, capaz de manifestarse frente a la sociedad y a los políticos, los cuales en conjunto con su legislador y demás especialistas en la materia deben de iniciar de forma inmediata, el largo camino que se requiere para entender y atacar este problema desde su raíz.

En el proceso de que esto suceda, debemos aprender a vivir con los casos de las mujeres que no desean estar embarazadas y brindarles el apoyo que ellas necesitan, aun sabiendo que en muchos casos se fracasará y no debemos actuar como fariseos con dedo flamígero.

 

Concluyo mi opinión afirmando que: El embrión, si es una persona en proceso de crecimiento desde el momento de su implantación y sujeta de los derechos que las leyes Mexicanas otorgan. Las mujeres, tienen el derecho absoluto de decidir sobre su cuerpo y este, es un derecho fundamental que debe ser respetado por toda la sociedad e instancias gubernamentales. En consecuencia, el embrión no es parte del cuerpo de la mujer y por ende no cuenta con derecho a decidir sobre su vida.

El aborto voluntario es una excepción que debe de ser atendida con profesionalismo y valentía, conociendo el caso y dándole la mejor solución posible, hasta que existan las condiciones que permitan la prevención y la planificación

Reconocer el derecho de las personas, es principio de la paz y de la justicia.

Agradecería sus comentarios click aquí


7 Respuestas

  • Jacobo Pérez Valle Dice:

    Gracias, Augusto, por tomarte el tiempo para reflexionar y escribir sobre el tema de la violencia, y el tema del derecho a la vida, o aborto, o como se le quiera llamar. Creo que predicas con el ejemplo cuando dices que -como sociedad civil- debemos participar en los asuntos de interés común.

    Difiero, o más bien, encuentro una contradicción en el siguiente comentario que hiciste: “el embrión no es parte del cuerpo de la mujer y por ende no cuenta con derecho a decidir sobre su vida”. La primer oración me queda clara (aunque no la comparto): el embrión no es parte del cuerpo de la mujer. Está bien, no quiero entrar en polémica si es o no parte de su cuerpo; vamos a decir que no es parte, para efectos de argumentación. Luego afirmas que no cuenta con derecho a decidir sobre su vida. Quiero suponer que te refieres a que la mujer no tiene derecho a determinar si algo que no le pertenece (ya que no es parte de ella) vive o no. Es decir, la mujer no puede decidir sobre matar o dejar vivir un embrión (sea o no sea persona). ¿Es correcto mi razonamiento? Si así es: ¿estás o no a favor del derecho a la vida, o del aborto, o como le quieras llamar? Me puedes dar una respuesa corta, por ejemplo: Si estoy a favor del aborto. O no estoy a favor del aborto. Gracias.

    • Augusto De Otaduy Egan Dice:

      Estimado Jacobo.

      En respuesta a tu ambale comentario, te confirmo rotundamente, que No estoy a favor del Aborto Voluntario, y que respeto los derechos del embrion desde la implantación. Sin embargo la forma como se plantea, es equivocada dado que disputan que derecho es mayor, el de la mujer o el del embrion, y ambos son igual de importantes!

      espero haber respondido a tu pregunata, (NO ESTOY A FAVOR DEL ABORTO Y QUIERO ENCONTRAR LA MEDIDA DE ACABAR CON ESTE PROBLEMA)

      Saludos

      Augusto

  • Selene Acuña Dice:

    En mi opinión….la vida comienza en el mismo momento de la concepción, hecho que es indudable, pues basta conocer como un par de células van cambiando ininterrumpidamente creando un nuevo ser, creando vida…

    Las leyes tal y como se encuentran en este momento no ofrecen protección alguna a la vida, pues solamente abarcan las sanciones que sufrirían quienes practican abortos con o sin consentimiento, dando lugar a la clandestinidad y los enormes riesgos que esta conlleva.

    Proteger la vida, es brindar el apoyo y las condiciones necesarias para que ese nuevo ser tenga oportunidades.

    Proteger la vida es enseñar a nuestros hijos, a nuestros niños y jóvenes, el valor de una nueva vida, la responsabilidad y las consecuencias que nuestros actos tienen.

    Proteger la vida es tender la mano, orientar y apyar a quien por cualquier causa se encuentre ante el tremendo dilema de interrumpir un embarazo.

    Es en este sentido donde debemos enfocar nuestros esfuerzos: en la educación.

    El seguir manteniendo la ilegalidad del aborto sólo trae como consecuencia prácticas clandestinas y en condiciones que ponen en riesgo la vida de las madres ¿y acaso esas vidas no hay también qué protegerlas?

    No soy una persona que busque participar de, ni en la política, soy una persona que piensa que nuestro país y nuestra gente merece mucho más de lo que recibe de las leyes, de las autoridades y en ocasiones hasta de nosotros mismos.

    Gracias y saludos

    Selene Acuña de Martínez

  • antonio medina Dice:

    Hola, me parece muy interesante la exposición de Selene, no hay nada mas importante que la vida de un ser indefenso y debemos evitar a toda costa que el aborto sea visto como algo “natural” o como un “derecho”, por cierto, en México hay una embestida mediática a favor del aborto.

    Quisiera platicar con ustedes por correo electrónico, pueden escribirme a mi correo, Selene, Augusto y Jacobo: torre_karin@hotmail.com, saludos!

  • antonio medina Dice:

    ¿Porque no aparece mi comentario?

  • antonio medina Dice:

    Me parece muy interesante la opinión de Selene en particular, y la de todos, me gustaría poder platicar e invitarlos a la reflexión, les dejo mi correo: torre_karin@hotmail.com, ¡Saludos!